King Kong, 80 años de ‘Bella y Bestia’

Hay cosas, acciones o secuencias que una tiene interiorizadas, pseudo atrapadas en la retina, que parecen formar parte de la propia existencia. Una de ellas, y sin saber muy bien cómo –aunque todo apunta a la pasión cinéfila que tengo desde bien pequeña– es la imagen del gorila King Kong en lo alto del Empire State Building de Nueva York. Esa estampa, con aquella bestia tan fuerte y a la vez tan indefensa me producía una gran ternura… y, al mismo tiempo, sólo pensar en lo que debería estar sufriendo aquella joven actriz de pelo rubio –casi platino–, me provocaba cierta angustia. Afortunadamente, todo era ficción.

king-kong

King Kong secuestra a su bella en lo alto del rascacielos en Nueva York

4f62053f8b74f

Cartel del filme original de 1933

Pues bien, aquella mítica escena y del filme realizado por Merian C. Cooper y Ernest B. Schoebsack, cumplen 80 años desde su estreno. El filme, pionero también por el empleo de efectos especiales usando la técnica stop-motion, o lo que vendría a ser aparentar el movimiento de objetos estáticos por medio de una serie de imágenes fijas sucesivas –fotograma a fotograma–, nos mostraba a un simio de 15 metros, habitante de una isla perdida en mitad del océano, bautizada como Isla de la Calavera, poblada de animales prehistóricos y en la que vivía una tribu de nativos que adoraban al simio y al que ofrecían sacrificios humanos. En grandes rasgos y dando un repaso al argumento del clásico, encontramos al ambicioso realizador de cine Carl Deham –interpretado por Robert Armstrong– que se enrola en la aventura de filmar una cinta en una isla exótica con criatura extrañas. Para darle realismo y el punto tierno, contrata a una joven –encarnada por la actriz Fay Wray– dispuesta a hacer frente a lo que le venga encima. Una vez en la isla, descubren un universo de criaturas pintorescas pero también la presencia de un gorila que, más allá de su bravura, queda hipnotizado por la “chica de oro” que le ofrecen los nativos como ofrenda y se la lleva a su guarida.

King Kong 1 (3)

Los actories Bruce Cabot, Fay Wray y Robert Armstrong

No obstante, la relación de esta Bella y esta Bestia –predecesora del mito que dará paso a un infinito número de secuelas, historias y moralejas– tiene como desenlace la captura del gorila por parte de la expedición del filme y su consiguiente explotación en Nueva York como espectáculo de feria. La primera noche que Kong es exhibido se escapa en busca de su Bella, volviéndola a capturar y llevándosela a lo alto de uno de los edificios más emblemáticos de la Gran Manzana. Finalmente, el gorila es aplacado, víctima de un triste final que como bien se encarga de decir el personaje de Deham en el filme, “no fueron los aviones, fue la belleza quien mató al monstruo”.

MBDKIKO EC016

La actriz canadiense Fay Wray en su papel de Ann Darrow (o Bella)

King Kong 1 (1)

Kong, exhibido ante el público de la Gran Manzana

En aquel filme de 1933, la Isla de la Calavera, la morada de King Kong , era en realidad un conjunto de decorados que habían aparecido un año antes en largometrajes de aventuras como El malvado Zaroff  y Ave del paraíso. Ésta, junto a las nuevas técnicas de filmación que se imitaron durante décadas, y el carácter poético que desprende el filme donde una incontrolable fuerza de la naturaleza sucumbe ante la belleza, devienen las claves de un clásico del séptimo arte que a pesar de sus 80 años de vida no han perdido vigencia. Tras ella, le han sucedido remakes que poco –o nada– han aportado a la cinta original pero que han devuelto a primera plana este icónico personaje. Entre ellas, la adaptación de al historia por parte de John Guillermin, con Jessica Lange y Jeff Bridges como protagonistas. La última, fechada de 2005, fue una adaptación dirigida por el oscarizado Peter Jackson, con Naomi Watts en el personaje de Ann Darrow,

Jessica2

Jessica Lange fue el objeto de deseo de King Kong en el remake de 1976

King-Kong-2005-king-kong-2731622-2048-1157

Naomi Watts en la última versión de 2005, dirigido por el ganador del Oscar Peter Jackson

Para rendir tributo al filme, a su historia y a su protagonista, el próximo 7 de marzo, coincidiendo con los 80 años justos de fecha en la que en 1933 se estrenó la película en el Radio City Music Hall de Nueva York, el canal TCM ha preparado una programación especial que incluye, a las 22 horas una copia remasterizada del filme. Y, antes de esta emisión, el documental I’m King Kong!: The Exploits of Merian C. Cooper, un trabajo producido por TCM , narrado por el actor Alec Baldwin, donde se repasa la vida de uno de sus codirectores: el productor, guionista, aviador y aventurero norteamericano Merian C. Cooper.

¿A qué esperas para disfrutar de nuevo, o por primera vez, de este gran clásico del cine?

Anuncios