Cambios de armario y tendencias

Los casi treinta grados que alcanzamos ayer en Barcelona fueron la gota que colmó el vaso para decidirme a dar el paso y someterme al ritual de cada temporada, el temido, a la vez entrañable, “cambio de armario”. Y claro, entre que la piel aún necesita unas dosis extra de bronceado, que los pies ven la luz después de meses ocultos bajo botas y calcetines, y que sinceramente aquello que el año pasado me parecía “lo más”, ahora me parece lo menos favorecedor… No es de extrañar que una sienta la “necesidad” imperiosa –dentro del universo fashionista, por supuesto– de salir de tiendas y hacerse con alguna de las últimas tendencias de esta temporada. Afortunadamente, hay clásicos que siempre están y funcionan:

  • el estilo marinero y su máximo exponente, la camiseta a rayas. Esta última se introdujo en el universo de la moda de la mano de la gran Coco Chanel  quien, tras vérsela puesta a los marineros decidió redefinirla e introducirla en el armario femenino.
  • el total look blanco. Elegancia, sobriedad, simplicidad, luz… El negro del verano.
  • los lunares. Por mucho que me digan que es tendencia este año, ya llevo años… Qué digo años, décadas (¡!) con prendas de este estampado en mi armario. Y sientan de maravilla…
  • tonos pastel. Azules, rosas, verdes, amarillos, naranjas… Todos son bienvenidos y con ese acabado empolvado le da al look un aspecto dulce y favorecedor.
  • estampados étnicos y tribales. Influencias de la India, de África y de Centroamérica marcan las pautas para estampados llenos de color.
  • motivos florales. Es primavera y eso nos gusta. La disfrutamos y nos deleitamos con ella.
Blanco total en propuestas  de firmas 'low cost' como Mango y Zara

Blanco total en propuestas de firmas ‘low cost’ como Mango y Zara

Trends spring summer 2014

Candy colores de Burberry, lunares de Dolce&Gabbanna, Navy de Sacai y estampado floral de Other Stories

Otros que se imponen con fuerza y parece que vienen para quedarse mas de una temporada:

  • los flecos. ¡Ahí están! En chaquetas, camisas, vestidos, trajes de baño, bolsos… Hay quien crea que beben del estilo western o de los años 70. Puede, cierto. Sea como sea son motivos que generan dinamismo y movimiento al look además de sofisticación, eso sí, llevados con estilo y clase.
  • las bambas/alpargatas. Oh, como me gusta!!! No hay nada como que una cosa se ponga “de moda” para encontrarla en todas partes y con un sinfín de diseños. Sí, puede que no sea el calzado que estilice más la pierna, pero, a parte de ello, el resto son todo ventajas.
  • el encaje y el calado. Romanticismo con un toque sexy. Pero ojito con lo que se lleva debajo… Una acertada combinación puede convertirse en un look de 10.
  • el top crop.  ¿Qué seria una premiere o un acto social sin alguna celebrity enfundada con esa combinación de top corto y falda o pantalón a la cintura? Basta con atreverse a ello. Además, siempre se puede aligerar el outfit acompañándolo de una americana. Una propuesta para una cena romántica en una terracita ahora que viene el buen tiempo.
Los flecos, protagonistas de la colección de Kate Moss para Topshop

Los flecos, protagonistas de la colección de Kate Moss para Topshop

Los encajes de Valentino, Chloe, Giambattista Valli y Alberta Ferretti

Los encajes de Valentino, Chloe, Giambattista Valli y Alberta Ferretti

Propuestas de Top crop

Propuestas de Top crop

Y luego, bueno, encontramos lo que son reinterpretaciones de épocas pasadas que vuelven.  Su denominador común: el denim. Eso sí, dentro de esta categoría iríamos desde los petos largos a los chalecos pasando por los mom jeans, vaqueros de tiro largo ajustados a la cintura al más puro estilo años ‘90. Bueno, quiero pensar que en este último caso estamos ante una tendencia pasajera, así, a modo de ligue de verano… porque, personalmente, no me parecen nada favorecedores eso sí, enfundarse en este tipo de pantalones es como hacer un viaje en el tiempo y codearse con los personajes de la mítica Sensación de vivir.

90210. Sensación de vivir

90210. Sensación de vivir

Aunque puestos a elegir referentes, casi nos quedamos con otros…

Audrey, siempre Audrey

Audrey, siempre Audrey

De vuelta a la realidad y con el armario listo, basta con levantarse cada mañana –mejor eludir el factor madrugón para evitar connotaciones negativas– y enfundarse aquellas prendas que nos hacen sentir mejor, a gusto y resultan acordes a cada momento. Al fin y al cabo, la tendencia puede venir marcada, pero el estilo lo fija cada uno. O al menos, se hace lo que se puede.

Anuncios